Saucony Ride 10 para hombre

La décima versión de las Ride, una de las sagas de referencia de Saucony, aterriza con una serie de innovaciones destacadas que garantizan una mejor experiencia en carrera. Esas novedades tienen que ver con un nuevo mesh de ingeniería, que aporta una calidad superior; la nueva configuración de su suela Tri-Flex, que presenta un diseño más refinado; y el nuevo tejido del collar en la zona del talón, que confiere mayor confort. Y por supuesto, todo ello sin renunciar un ápice a obtener la máxima amortiguación en cada pisada.

Novedades destacadas de las Saucony Ride 10

 

Así, el material superior anterior, que presentaba las icónicas Saucony Ride 9, queda reemplazado por esa nueva malla de ingeniería. Este nuevo mesh tiene como misión principal mejorar, de forma considerable, el apartado de la transpirabilidad del modelo durante toda la carrera. Además, el nuevo tejido incorporado en el cuello del talón otorga una mejor estructura, lo que se traduce en mayor estabilidad en la zona trasera de la zapatilla, y en cada impacto del pie sobre el terreno.

 

Otro de los cambios más llamativos de las Saucony Ride 10 está localizado en su suela. Se sigue apostando por la configuración Tri-Flex, aunque, en esta ocasión, se ha actualizado con la idea de incrementar tanto la protección como la flexibilidad de esta zapatilla de running.

 

Lo que los diseñadores de Saucony han mantenido sin actualizaciones ni cambios significativos es el innovador sistema de amortiguación EVERUN. Un compuesto que recorre toda la suela superior de la zapatilla, garantizando una excepcional amortiguación y un gran retorno de energía en cada zancada.

 

En las Saucony Ride 10 tampoco varían sus especificaciones técnicas, dado que el drop sigue siendo de 8 milímetros, y los pesos son más o menos similares a su antecesora, siendo de unos 266 gramos en la versión masculina (talla 9 USA -42.5EU-), y de unos 239 gramos en el modelo femenino (talla 8USA -39EU-).